LEGADO CONSENTIDO

Comparte este post 

Reflexiones desde el dolor: Integrando lo Humano en el Ámbito de la Empresa Familiar.


Hoy leí una publicación de Patricia Riberas, a quien no conozco, pero cuya valentía me conmovió profundamente. Con una gran honestidad, compartió que en los últimos meses ha sufrido la pérdida de dos embarazos, algo de lo que se habla muy poco. A pesar de su dolor físico y emocional, Patricia continuó trabajando, aún sangrando y afectada hormonalmente.

Su historia me llevó a reflexionar profundamente sobre los LÍMITES.
En las Empresas Familiares, nos esforzamos por delimitar lo que es Familia de lo que es Empresa, y lo que es Empresa de lo que es Propiedad. Es crucial diferenciar roles, responsabilidades y espacios para la buena convivencia y la continuidad de la Empresa Familiar. Sin embargo, al establecer estos límites, no debemos olvidar que detrás de cada función y cada decisión hay PERSONAS.

Somos seres integrales, y nuestras experiencias personales impactan en nuestra vida profesional. Las lógicas racionales y organizacionales son necesarias, pero debemos INTEGRARLAS también con lo humano.

Cada vez estoy más convencida de que necesitamos aprender a vivir y trabajar en el GRIS, donde lo racional y lo emocional COEXISTAN.

Sé que es mucho más difícil, que no es lineal y que no es «seguro». Sin embargo, no veo otro camino para que la prosperidad EMPRESARIAL vaya de la mano de la prosperidad PERSONAL.

Con trabajo y empatía, podemos crear espacios donde se respete, valore y acompañe LAS INDIVIDUALIDADES, donde sea un ORGULLO pertenecer y juntos CRECER.

Dra. Jacqueline Schwartz, CFBA, TEP, Consultora de Empresas Familiares.

Para seguir leyendo…