La Cordillera de los Andes

Comparte este post 

La cordillera de los Andes

Hace algunas semanas tuve el gusto de participar en la actividad de Antiguos Alumnos del IEEM – Escuela de Negocios y escuchar a Roy Harley, uno de los 16 sobrevivientes de la Tragedia de Los Andes.

Algunos aprendizajes que Roy compartió con nosotros pueden ser de mucha utilidad para las Empresas Familiares. A continuación les comparto algunos de ellos:


1.     Encarar los problemas paso a paso.
2.     No subestimar a las personas, ni siquiera a uno mismo.
3.     No quedarse esperando, debemos salir a buscar las oportunidades.
4.     Trabajar con pasión hace que el resto te respete (y acompañe).
5.     El trabajo en equipo es la clave.
6.     Siempre soñar en grande.



Roy destacó que lo más difícil de la Cordillera no fue el hambre, el dolor ni la sed. El gran desafío fue sortear LA INCERTIDUMBRE.

Cuando trabajamos con las familias empresarias para lograr la continuidad de la Empresa Familiar, la incertidumbre es uno de sus principales RETOS.

Una herramienta con la que contamos para gestionar la incertidumbre en la Empresa Familiar es el Protocolo Familiar.

Toda empresa familiar que pretenda desarrollar su actividad y seguir manteniendo su carácter familiar en el futuro puede valerse de esta herramienta para mitigar los riesgos que implican los cambios generacionales.

Entonces, ¿qué es el Protocolo Familiar? El Protocolo Familiar es un proceso estratégico y consensuado que establece las reglas, valores y acuerdos que regirán la relación entre los miembros de una familia empresaria en el contexto de la empresa familiar.

Este instrumento busca proporcionar una estructura sólida y transparente para la toma de decisiones, la planificación de la sucesión y la gestión de conflictos, asegurando la continuidad y sostenibilidad a lo largo de las generaciones.

Durante el proceso de redacción del Protocolo, se crean políticas claras que regulan ente otros: la participación de la familia en la empresa, la toma de decisiones, la entrada de nuevos miembros familiares, la salida de los miembros de la familia, la venta de la empresa, el método de resolución en caso de conflicto, etc.

En definitiva, los protocolos familiares detallan las reglas y expectativas para gestionar asuntos familiares y empresariales de manera ordenada, resultando en un excelente medio de prevención de conflictos tanto familiares como empresariales.

Para seguir leyendo…